Reforma integral de una vivienda ¡sin sobresaltos!

Cuando nos disponemos a realizar la reforma integral de una vivienda existente es importante estar alerta a las lesiones y patologías que pueda presentar la casa. Se deben abordar estas intervenciones no sólo con el objetivo de actualizar la vivienda, también con el de reparar lesiones.  Todo edificio se va deteriorando con el paso del tiempo, especialmente si no ha recibido el mantenimiento adecuado. No siempre se presta la atención adecuada a esta cuestión o se cuenta con equipos técnicos suficientemente experimentados. Por eso, son muchas las veces que hemos oído hablar de malas experiencias al realizar obras de reforma de viviendas.

Para evitar que una reforma integral se convierta en una auténtica pesadilla, hay que tomar una serie de precauciones y buscar el asesoramiento de los profesionales adecuados. Desde la experiencia que atesoramos en Rez estudio, compartimos con vosotros algunos consejos para finalizar una reforma integral con éxito.

Rez-estudio. Arquitectura y Reforma
Calas para analizar viabilidad de un proyecto de reforma

La Obra de Reforma: trabajos previos

Este trabajo técnico a realizar previamente, pasa por visitas a la vivienda y a los espacios comunes del edificio. En esta fase se realizará la recopilación de la documentación técnica que pueda encontrarse del edificio. Encontrar información sobre su estado original o de alguna rehabilitación que se haya llevado a cabo será de gran utilidad. También es importante hablar con los agentes responsables de la gestión del edificio. Recoger información de otros vecinos que hayan realizado obras previamente en sus viviendas puede dar también muchas pistas. ¿Qué información de utilidad para el proyecto y la obra podemos conseguir así?

  • Detectar vigas o pilares en mal estado. Esto nos permitirá planificar los refuerzos necesarios o los apuntalamientos que habrá que realizar en la obra.
  • Detectar humedades en forjados, que puedan estar ocultas por el falso techo.
  • Detectar suelos desnivelados. Si existen desniveles, influirá en la decisión técnica relativa a los pavimentos de la nueva vivienda. Deberemos elegir la mejor alternativa con el fin de nivelarlos y que queden perfectos.
  • Detectar vicios ocultos, es decir, defectos de construcción en distintos elementos de la vivienda. Estos fallos no pueden verse a simple vista, por lo que puede hacer necesaria la realización de calas. También pueden tratarse de problemas en las instalaciones que podrían manifestarse en el futuro.
  • Descubrir huecos que estén tapados (chimeneas antiguas, nichos, hornacinas, etc.) y puedan ser incorporados al nuevo diseño de la vivienda. Podemos encontrar así claves para ganar espacio en alguna de sus estancias y dotarlas de personalidad propia.

Diseñar una vivienda confortable

Un diseño adecuado de vivienda no busca sólo que la reforma dé como resultado espacios estéticamente interesantes, sino que persigue crear una casa con el mayor nivel de confort. Para lograrlo, hay que tener muy en cuenta aspectos que son menos perceptibles o que no son cuantificables. Así, el proyecto puede que necesite incluir también:

  • Una mejora del aislamiento acústico de la vivienda.
  • El incremento o mejora de aislamiento térmico de la casa, para prevenir problemas de humedades por condensación. Incorporar aislamiento adicional es una de las claves para lograr una vivienda mucho más eficiente.
  • La elección de ventanas y vidrios apropiados para la vivienda. Se tendrá en cuenta, para ello, las características y uso de los espacios o la orientación de las distintas fachadas.
  • Acciones dirigidas a mejorar las condiciones de habitabilidad y salubridad de la vivienda. Esto está muy relacionado, por ejemplo, con la ventilación y renovación del aire interior de la vivienda. También tiene un papel fundamente en estas condiciones el tipo de materiales empleados.

Todas estas cuestiones, que a simple vista no se ven, son las que hacen que nos sintamos cómodos en casa. Además, repercuten y mucho en la factura energética mensual de la casa. Como consecuencia de todo ello, una buena gestión de estos aspectos incrementa el valor de la propiedad.

Obra de reforma integral. Rez-estudio_ Refuerzos estructurales
Fotos de refuerzos estructurales realizados en obra de reforma integral

Fase de obra: la dirección facultativa

El Arquitecto a cargo de la dirección obra debe estar pendiente de todas las cuestiones que pueden afectar a vecinos. Es fundamental este seguimiento, como no podía ser de otra manera, también durante la ejecución de los trabajos. La dirección facultativa debe permanecer en contacto con administrador y presidente durante todo el tiempo que duren los trabajos. El arquitecto responsable ha de informar del inicio y desarrollo de la obra, garantizando el buen hacer de los equipos.

Una visión global

Esta dedicación será aún más exhaustiva cuando se trate de una reforma integral técnicamente compleja. No es lo mismo una reforma en la que sólo se intervenga sobre tabiquería que aquella en la que se realicen trabajos estructurales. Los trabajos estructurales pueden incluir refuerzos en pilares y/o vigas, aperturas de huecos en muros de carga, etc. Lo mismo se podría decir de las reformas en las que se intervenga sobre instalaciones generales del edificio.

En este tipo de actuaciones la dirección facultativa deberá velar por mantener una estrecha relación con los responsables de la finca y con los vecinos colindantes, prestando siempre mucha atención al mantenimiento de las zonas comunes.

Una reforma integral con garantías (y sin quejas de los vecinos)

Como se puede ver, son muchas las cuestiones que el equipo técnico debe contemplar a la hora de realizar una obra de reforma con todas las garantías. Y es que se ha de tener siempre presente que los trabajos que se realizan en una vivienda situada en un edificio repercuten en la propia finca donde ésta se sitúa la vivienda. Esto implica que no sólo pueden afectar al bienestar del resto de vecinos, sino que también pueden comprometer su seguridad (sobretodo, en edificios antiguos en los que los tabiques pueden tener una función estructural).

Un buen proyecto de reforma y una correcta dirección de obra, entonces, dará como resultado una vivienda bien diseñada, confortable y eficiente. También será una garantía para una obra más rápida segura, evitando que aparezcan problemas con la comunidad de vecinos.